`Caso La Noria´ en Francia: ¿debemos seleccionar el contenido mejor que nunca?

Mi columna de hoy en Genbeta Social Media:

Leíamos esta mañana que Alain Afflelou (óptico que da nombre a una popular marca de gafas) acaba de retirar la publicidad de sus productos de Canal + en protesta por la parodia de los guiñoles franceses. Esos que meten caña a Contador tras su reciente sanción de dos años y, ya de paso, aprovechan para incluir en sus sketches a Nadal, Gasol (que más bien se parece a Fernando Martín en su muñeco, por cierto), Raúl y compañía “sugiriendo” (por ser finos) que van hasta arriba de productos dopantes.

El caso es que el óptico Alain Afflelou se ha mosqueado con Canal + por esas ¿parodias? Y el tipo ha retirado todos sus anuncios a nivel internacional en Canal +. Toma ya. “Aunque soy un firme defensor de la libertad de prensa, quiero manifestar mi desacuerdo con la falta de sensibilidad mostrada en Canal Plus Francia hacia los deportistas españoles, que tantos éxitos en calidad y cantidad, han cosechado en los últimos años y suponen un motivo de orgullo para la sociedad española”, dice quien, recordemos, es francés, “pero también amante comprometido del deporte”, matiza.

Y es que esto no sé si llamarlo televisión social, sentido común, televisión social asociada al sentido común, responsabilidad social televisiva o qué se yo. Hasta hace poco, cuando exponías tu marca/programa/contenido ante millones de espectadores, éstos opinaban con su mujer y sus hijos sobre lo que estaban viendo. Lógico y normal. Pero ahora sucede que tenemos en las rodillas el portátil o el móvil en el bolsillo y podemos decir eso mismo al universo. Un tweet puede hacer más daño que toda una estrategia previa. Y entonces se lía.

Como, de momento, no soy humorista, no sé dónde están los límites del sentido del humor y lo zafio. Lo que sí sé es que cuando se tienen que pronunciar las autoridades de un país es que es algo que ha trascendido más de lo normal. Así que recoge el chiringuito y déjalo. El problema es seguir cuando te han avisado. Es lo que sucedió en la entrevista a la madre del Cuco en La Noria. Las redes sociales echaban humo días antes, desde que se conoció la noticia. Ahí es cuando se debe actuar y rectificar. Porque se ha demostrado que la pérdida ha sido grande para Mediaset. Y evitable.

Y mira que me gustan los guiñoles. Ojalá volvieran a España, aunque es un producto muy caro para lo que reporta y tal vez por eso fueron retirados. Pero vamos al grano: ¿se habrían dado estas dos circunstancias similares (retirada de anunciantes) hace diez años? Pues, oiga usted, yo creo que no. Y es que actualmente podemos tomarle el pulso a la opinión pública al mismo tiempo en el que se están produciendo los hechos. Y crear una corriente de opinión brutal con, simplemente, un dispositivo con conexión a internet delante. Por eso el contenido ha de ser seleccionado mejor que nunca.

Luego siempre hay alguien inteligente que le saca partido a esto. En su día fue Campofrío y hoy es Alain Afflelou. Aunque no se lo curren tanto como los de por aquí, ya han conseguido que todo el mundo hable de ellos.

El caso es que como algo que jode bastante es que te quiten un dinero con el que contabas, la moda se está extendiendo. “Como te metas en líos, me llevo mi publi y mi pasta”, están amenazando las marcas. Ésas que parecen ajenas al contenido… hasta que alguien la lía con un tweet, un post o un lo que sea. Ah, ya sé cómo llamarlo: sentido común. A secas. Que no es poco.

Anuncios

¡Anímate a comentar! ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s