Archivo de la etiqueta: Tamara Lucas

Inscripción abierta al Postgrado en Branded Content, Marketing de contenidos y Transmedia Storytelling

Ya está abierta la matrícula para el Postgrado en Branded Content, Marketing de contenidos y Transmedia Storytelling que dirigiré en INESDI.

Encima de estas líneas puede verse el programa completo del que -sin duda- es el curso más completo de los que he creado y dirigido.

PRESENTACIÓN

¿Por qué el Branded Content se ha convertido en uno de los términos de moda? ¿Por qué tiene sentido que las marcas produzcan contenido con su ADN en el que su logo no tenga tanto protagonismo?

¿Cómo es el proceso de producción de contenido por parte de las marcas y qué agentes se juntan en él? ¿Cuáles son las mejores estrategias para cumplir objetivos a través del contenido? ¿Podemos entretener mientras nuestro mensaje cala en la audiencia?

El Postgrado en Branded Content, Marketing de contenidos y Transmedia Storytelling de INESDI está planteado para dar respuesta a éstas y otras muchas preguntas. Sigue leyendo

Anuncios

Preguntas real-time para ‘audiencias sociales’: el caso Suits

Captura de pantalla 2013-02-28 a la(s) 00.24.13

¿Ves series de ficción o eres de los que se sumerge profundamente en ellas? ¿Y si mientras estás viendo tu favorita te pidieran tu opinión sobre un aspecto concreto del mismo? ¿Y si, además, le pusieran un hashtag para que no solo mandaras tu respuesta sino que leyeras las de otras personas que están viendo el mismo programa?

El auge de los medios sociales (en especial, el de Twitter) conlleva cada vez más un consumo simultáneo de éstos y la televisión. Día a día, Twitter sigue cambiando la forma de consumir televisión y -atención a esto porque a veces no lo tenemos tan presente- la televisión la manera de consumir Twitter. Sigue leyendo

Los bloggers opinan: ¿cuál es el mejor método para escribir?

maquina-escribir

El libro ‘Escribir es un tic’ de Francesco Piccolo describe los métodos y manías de los escritores a lo largo de la historia.  En él se cuenta Dostoievski escribía día y noche, en cambio, T.S. Eliot de diez a una: “He descubierto que más de tres horas no funciona. Como mucho, lo pulo un poco. Cuando me he pasado de las tres horas, nunca he producido cosas satisfactorias. Es mejor dejarlo ahí y dedicarse a otra cosa”.

Hemingway escribía “en cafeterías o alquilaba una habitación de hotel bien caldeada en París y mientras escribía comía mandarinas o castañas asadas”, añade el libro. Ana María Matute confiesa no mirar al papel en blanco porque si lo ve queda aterrada, por lo que escribe unos primeros folios llenos de estupideces para evitar la angustia del papel en blanco. Sigue leyendo