Opinando en el reportaje ‘La caja tonta se vuelve lista’ de MUY Interesante

La revista MUY Interesante publica en su número de octubre de este 2012 un reportaje sobre nuevas formas de consumo audiovisual. En el mismo, Pablo Colado (jefe de edición de la popular cabecera) contactó conmigo para que diera mi opinión acerca de una serie de cuestiones.

Encima de estas líneas puede leerse el reportaje y a continuación dejo la entrevista completa:

¿Tiene la televisión los días contados como medio hegemónico de influencia social que fue la segunda mitad del siglo XX? Y de ser así, ¿esto es positivo o negativo para la audiencia? ¿Es de algún modo una liberación?

Bueno, de hecho, la televisión ya no es el medio hegemónico que era aunque es indudable que su importancia es aún grandísima. Obviamente, esto es positivo para el espectador ya que éste no solamente es receptor de contenido sino que cada vez más es generador del mismo y, por tanto, de corriente de opinión.

¿En qué consiste exactamente la televisión social? ¿Crees que ya se está implantando? 

Lo que entendemos por ‘televisión social’ significa muchas cosas. A priori parece que es el uso simultáneo de redes sociales mientras consumimos televisión pero es mucho más que eso. Significa conectar mucho mejor con la audiencia ya que se le da a ésta la oportunidad de opinar, podemos lanzar un tweet desde casa con nuestra opinión y que todo el mundo se entere y no solamente nuestra familia. Eso es maravilloso ya que democratiza la opinión del espectador.

También es mejor analítica y creación del concepto ‘share social’, que monitoriza todo el buzz generado a través de redes sociales en torno a un programa, serie o película en emisión. Por otro lado, refuerza el consumo en directo y el fenómeno fan. ¿A quién le interesa ver los comentarios de los espectadores de un partido de fútbol cuyo resultado ya conoce?

Incluso el espectador puede formar parte de la historia e interactuar como un personaje más. En realidad, las posibilidades de la televisión social son infinitas y acaban donde lo haga la imaginación de los generadores de contenido.

¿Crees que dentro de pocos años todas las televisiones serán smart? ¿Tendremos plena libertad para escoger contenidos a la carta o la industria intentará restringir las opciones?

Respondiendo a la primera pregunta, todos los datos dicen que el parque de televisores cada vez es mayor hacia las Smart TV. La libertad para elegir contenidos a la carta ya existe, tenemos un montón de plataformas de Video on Demand en las que escoger, sobre todo películas. El problema es el catálogo y el precio. Las suscripciones mensuales son un avance pero a un gran consumidor de cine no le sirve con una sola plataforma, por lo que al final es mucho lo que debe pagar por escoger a la carta.

Por otro lado, las cadenas ya poseen todo su contenido en sus webs, incluso hacen pre-estrenos para los internautas en base a micropagos. Al final acabaremos consumiendo nuestro programa o serie favorita en el momento del día que nos apetezca con un par de clics desde la propia televisión.

El second-screening, la multitarea… ¿También está cambiando el modo de ver la tele, con menos atención dedicada a lo que ponen? ¿Cómo afectará esto, por ejemplo, a la publicidad?

Bueno, no creo que haya de ser menor la atención sino que ésta ha de estar dispersa en más soportes. Como espectador es absolutamente enriquecedor ver un programa en televisión y poder obtener contenido extra de valor añadido en mi tablet a la vez. O que los personajes de una serie desvelen tramas inéditas a través de redes sociales, por ejemplo, como hicimos en su día con los Twittersodios de ‘El Barco’. Los fans agradecen mucho todas estas iniciativas y aumenta la fidelización al producto.

La publicidad ha de verlo como una ventaja. De repente, se ha encontrado con varias ventanas donde exponer sus marcas y, además, puede entrar en la historia en forma de branded content para que el espectador no lo rechace. Es un momento muy interesante para los anunciantes.

¿Crees que la industria televisiva en general está reaccionando al nuevo modo de consumir contenidos audiovisuales? ¿Cómo ves el panorama en España?

La industria es un reflejo de la vida. Si algo ha funcionado durante años, ¿por qué vamos a cambiarlo? Se puede exprimir a la vaca un poco más, ¿no? Se hacen cosas, está claro, pero no lo suficiente. Hay cosas muy interesantes en España, buenas de verdad… pero son muy pocas. Pero démosle un par de años y volvamos a hablar. Creo que no nos va a dar tiempo a aburrirnos con todo lo que me consta que se está preparando.

Anuncios

¡Anímate a comentar! ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s