Archivo de la etiqueta: Mis Apis por tus Cookies

El día que fui objeto de un estudio en un festival de música

festival

Hace unas semanas fui a un festival de música de los que suele haber en verano, de ésos en los que varios grupos conforman un cartel que hace que gente de muchos puntos del país se acerque a pasar un buen rato.

El día antes del evento, una amiga de mi hermana me llamó por teléfono:

– Edu, soy Pepita, la amiga de tu hermana. Me comentan que necesitan a una persona entre 30 y 35 años que vaya a ir al festival para hacer un estudio. Te pagan algo al acabar, duraría un par de horas – me trasladó.

– ¿Qué tengo que hacer? Me gusta estar a mi aire en los festivales y si me dices que hay que estar en una sala o algo así, prefiero no comprometerme – le contesté yo. Sigue leyendo

Anuncios

Preguntas real-time para ‘audiencias sociales’: el caso Suits

Captura de pantalla 2013-02-28 a la(s) 00.24.13

¿Ves series de ficción o eres de los que se sumerge profundamente en ellas? ¿Y si mientras estás viendo tu favorita te pidieran tu opinión sobre un aspecto concreto del mismo? ¿Y si, además, le pusieran un hashtag para que no solo mandaras tu respuesta sino que leyeras las de otras personas que están viendo el mismo programa?

El auge de los medios sociales (en especial, el de Twitter) conlleva cada vez más un consumo simultáneo de éstos y la televisión. Día a día, Twitter sigue cambiando la forma de consumir televisión y -atención a esto porque a veces no lo tenemos tan presente- la televisión la manera de consumir Twitter. Sigue leyendo

Los bloggers opinan: ¿cuál es el mejor método para escribir?

maquina-escribir

El libro ‘Escribir es un tic’ de Francesco Piccolo describe los métodos y manías de los escritores a lo largo de la historia.  En él se cuenta Dostoievski escribía día y noche, en cambio, T.S. Eliot de diez a una: “He descubierto que más de tres horas no funciona. Como mucho, lo pulo un poco. Cuando me he pasado de las tres horas, nunca he producido cosas satisfactorias. Es mejor dejarlo ahí y dedicarse a otra cosa”.

Hemingway escribía “en cafeterías o alquilaba una habitación de hotel bien caldeada en París y mientras escribía comía mandarinas o castañas asadas”, añade el libro. Ana María Matute confiesa no mirar al papel en blanco porque si lo ve queda aterrada, por lo que escribe unos primeros folios llenos de estupideces para evitar la angustia del papel en blanco. Sigue leyendo

Los 15 minutos de fama de ‘One Pound Fish’

One-pound-fish-la-nueva-Gangnam-style

Ésta es la historia de un tipo llamado Muhammad Shahid Nahir. Un nombre común para un paquistaní el cual, como un día cualquiera, se despertó para ir a trabajar a la pescadería en la que lo hacía. Hasta aquí todo normal. Y habitual. Para él, al menos.

Ese día, su jefe, preocupado porque las ventas eran menores últimamente, le dijo a Shahid que gritara de vez en cuando algo para llamar la atención de los posibles clientes. Y a nuestro protagonista se le ocurrió una canción en el poco inglés que sabía. “Una libra, un pescado, muy barato, seis por cinco libras…”. Y poco más. O poco menos. El resultado fue que el rumor se extendió y la gente se comenzó a agolpar (y a acudir al mercado) solamente para escuchar su ‘actuación’. Sigue leyendo

La necesidad de estandarizar un patrón de ‘audiencia social’

Últimamente están surgiendo algunas iniciativas (unas mejores que otras, por supuesto) que vienen a medir eso que estamos llamando ‘audiencia social’ o ‘share social’.

El caso es que, si nos fijamos atentamente, ninguna coincide. En cambio, los datos de audiencia que comprobamos cada mañana, sí responden a la métrica de una empresa en concreto. Considero necesario que sepamos que si ‘La Voz’ ha tenido, por ejemplo, 1.200 tweets por hora, todos me digan lo mismo (éste ejemplo es fácil de monitorizar pero es que hasta en esto hay incoherencia). Y que el porcentaje sobre el total coincida. Lo mismo con ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’ y demás booms – o no- sociales. Sigue leyendo