Logo
Volver

Reflexiones

El propósito

Publicado el 11 noviembre, 2020

Categorizado en:

Compartir

Cuando hablo del propósito en La nueva biblia transmedia me refiero a la intención, la pretensión y la determinación de hacer algo. Lo que te mueve día tras día y por lo que decidiste crear tu proyecto o tu forma de vida. Es algo tan inherente a ti que sin tu propósito no eres tú.

El propósito no es algo impostado (lo vemos mucho en la publicidad actual, que se buscan excusas en forma de propósitos para vender este o aquel producto) ni algo que te pueda decir otra persona o una agencia a la que contrates. Está completamente dentro de ti, pegado a tu alma. No todas las personas ni organizaciones tienen por qué tener un propósito claro, es obvio. Aunque la experiencia me ha hecho concluir que aquellas que lo tienen y este engancha con el público gracias a su narrativa y su modo de hacer, acaban siendo mucho más exitosas.

El propósito marca tu rumbo y enfoca tu modo de hacer. Incluso te servirá para algo que es fabuloso: saber qué sí y qué no eres como profesional o como compañía.

Algunos ejemplos de propósito en proyectos que he creado

El propósito de la Asociación Innovación Audiovisual (proyecto que fundé en 2014 y que repensamos profundamente los socios en 2019) es contribuir a la evolución en los modos de escribir, producir, distribuir y hacer circular las historias.

El propósito con el que fundé la agencia creativa FLUOR Lifesyle en 2015 fue demostrar que es posible hacer creatividad e innovación con profundas conexiones con los mejores profesionales de cada sector mientras prima el desarrollo personal y profesional del equipo. En este artículo escribí sobre cómo fue el proceso.

El propósito por el que creé 100 crisis de un papá primerizo es desdramatizar en lo relacionado con la paternidad.

Mi propósito con la nueva biblia transmedia es elevar el nivel de las narraciones de nueva era que viajan por múltiples plataformas.

Qué sí y qué no es un buen propósito

Hace un tiempo escribí este tweet: por la mala interpretación que se está haciendo actualmente sobre el propósito.

 

Hoy veo a Gonzalo Martín tuiteando esto del siempre genial Marketoonist:

Así que me aventuro a expresar qué considero que sí es un buen propósito y qué no.

No es un buen propósito:

    • Algo de “quita y pon”. Ahora me interesa y este es mi propósito, ahora no me interesa y lo cambio.
    • Si es algo que solamente te repercute a ti para bien, será muy difícil que movilice a los demás. Por ejemplo: “Mi propósito es hacerme rico a toda costa”. ¿Es un propósito? Sí. ¿Movilizarás a mucha gente con esto? Probablemente no.
    • Algo que te dice alguien ajeno a tu proyecto: “A ver si esta agencia a la que contrato me dice cuál es mi propósito”. Por favor, seamos serios…
    • Algo poco concreto. Por ejemplo: “Ser los líderes”. Ser los líderes es la consecuencia, no el propósito.
    • Algo que puede ser cualquier otro. Ejemplo: “Conectar marcas con personas”. Escribí sobre esto aquí.
    • Algo en lo que se puede convertir otro rápidamente: “Ser los más baratos”. En cuanto alguien baje un céntimo su precio, esto te meterá en una espiral infernal de reducción de precios.
    • Algo específico para una campaña. El propósito es de la compañía, organización o empresa y permea a lo que hace, y por tanto, a todas las campañas que haga.

Sí es un buen propósito:

    • Un compromiso contigo mismo como persona y como profesional.
    • Un compromiso con los que te rodean.
    • Algo concreto: no son necesarios varios folios de discurso. Debe poder verbalizarse en una frase.
    • Un faro que te guía. Puede suceder de todo por el camino, haber mucho oleaje, tormentas… Pero mi dirección es esa.
    • Algo que responda con profundidad a preguntas como: ¿Por qué he creado este proyecto? ¿Por qué decidí estudiar esta carrera? ¿Por qué fundé mi empresa? ¿Por qué soy profesor?
    • Si es algo que contribuye de forma positiva a tu entorno, a tu comunidad o a tu sociedad es muy probable que -si sabes cómo comunicarlo bien- mucha gente se una a tu propósito.

 

Si te apetece suscribirte a mi blog, puedes hacerlo en este link. No te llenaré la bandeja de spam, tranquilo/a, mando como mucho tres o cuatro correos al mes.

Soy Eduardo Prádanos, fundador de la agencia creativa FLUOR Lifestyle. También fundé hace unos años la Asociación Innovación Audiovisual y hace poco creé el cómic transmedia ‘100 crisis de un papá primerizo‘. Soy director del Posgrado en Branded Content y Transmedia Storytelling y profesor en varias instituciones en España y Latinoamérica, como la EICTV.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

-->